Home Belleza y Moda RUTINA PARA EL CUIDADO DEL ROSTRO

RUTINA PARA EL CUIDADO DEL ROSTRO

escrito por Aura María 10 junio, 2020

 

¿Sabes cuándo tienes que aplicarte el sérum? ¿Te limpias la cara cada noche, aunque no te hayas maquillado? ¿Sabes cuál es la cantidad idónea de crema de día y de noche y cómo debes aplicártela?

 

Tener una rutina de belleza es imprescindible para lucir una piel bella cada día que resista los efectos del paso del tiempo. Pero, ¿cuál es la rutina ideal? Mónica Ceño, en colaboración con L’Oréal Paris, ha creado una que te resultará muy sencilla y con la que notarás dos efectos: buena cara al instante y eficacia a largo plazo para combatir el envejecimiento.

PASO 1. LIMPIA EN PROFUNDIDAD

Grábate esto: es imprescindible una buena limpieza para mantener una piel fresca y joven. Tanto es así que las coreanas, expertas en el cuidado de la piel, se limpian el rostro dos veces por la mañana y dos por la noche. Si esto te resulta agotador, basta con una buena limpieza al despertarse y antes de acostarse.

Si tienes algún viaje largo y no sabes qué llevarte, puedes usar toallitas desmaquillantes, ya que las puedes meter en el avión sin ningún problema. Aunque lo ideal es la limpieza facial con leche para desmaquillar o agua micelar, y a continuación aplicar un tónico para dejar la piel libre de impurezas. Y como en todos los pasos de tu rutina de belleza, no olvides nunca el cuello.

PASO 2. NO OLVIDES EL CONTORNO DE OJOS

Es un paso que resulta fácil de olvidar, pero no debes saltártelo. Aplica la crema para el contorno de ojos en los párpados y en la sien con movimientos circulares y realizando ligeras presiones. Es imprescindible para esas zonas donde la piel es más delicada y más susceptible a sufrir los signos tempranos del envejecimiento.

PASO 3. APLICA EL SÉRUM

El sérum, que posee una mayor concentración de activos y que existe en diferentes texturas (fluido, emulsión o gel), es el siguiente paso en nuestra rutina. Aplícalo por la mañana y por la noche sobre el rostro y el cuello realizando movimientos circulares y de alisado desde el interior al exterior del rostro. Dos o tres gotas son suficientes.

Deja actuar unos instantes antes de aplicar la hidratante. El sérum nunca puede sustituir a la crema: sus efectos son complementarios. El sérum conseguirá eliminar tus arrugas, alisar tu rostro, dar uniformidad al tono y, en definitiva, mostrarlo joven y radiante. Un consejo: evita el contorno de los ojos.

PASO 4. HIDRATANTE DE DÍA

Aplica la crema de día sobre el rostro y el cuello para una piel hidratada y nutrida. Elige la crema que contenga los ingredientes adecuados a cada necesidad (antiarrugas, firmeza, nutrición). Aplícala con suaves movimientos circulares y realizando un leve masaje por tu rostro y cuello. Por la mañana, además, preparará tu piel para el maquillaje.

PASO 5. HIDRATANTE DE NOCHE

Por las noches debes repetir exactamente la misma rutina que hemos descrito, sustituyendo la crema de día por la de noche. Tu piel estará más receptiva, y es la hora en la que realiza funciones como la regeneración celular de la piel. Así pues, en este momento necesita sustancias reparadoras e hidratación. Una crema de cuidado específico de noche sobre el rostro y el cuello para despertar con una piel más joven.

¡Y NO OLVIDES NUNCA  EL PROTECTOR SOLAR!

Fuente: Elle.com

Compartir:

También te podría gustar

Deja un comentario